Cordillera Oriental


Geoquímica

Datos geoquímicos obtenidos en los pozos Bolivar-1 y Corrales-1 y en muestras de afloramiento indican la presencia de materia orgánica de origen marino de kerógeno tipo II, para los shales cretácicos de las formaciones Chipaque, Une medio y Tibasosa; y presencia de materia orgánica húmica-terrestre de kerógeno tipo III para toda la secuencia paleógena (Formaciones Concentración, Socha Superior y Guaduas). En el pozo Bolívar-1 se hallaron cantidades comerciales de hidrocarburos de baja gravedad API (18°) en rocas correspondientes a la Formación Guadalupe Inferior.

Los datos obtenidos en pozos y afloramientos muestran que la madurez se incrementa con la edad de las unidades. Los modelos geoquímicos obtenidos indican que las rocas entran en la ventana de generación de hidrocarburos a una profundidad cercana a los 6500 pies. Con los datos disponibles no hay evidencia de sobremaduración de la materia orgánica; sin embargo, la existencia de crudo con baja gravedad API (<20°) como el encontrado hasta el momento en el pozo Bolívar-1, sugiere que el hidrocarburo pudo haber sido generado en una etapa temprana de madurez de la roca fuente, o también biodegradado en el reservorio con una mayor condición de madurez.

Buscar en el sitio:

Mapas

Documentos

Imagenes