Cesar-Ranchería


Geología del petróleo

Evidencia de Hidrocarburos

Cesar-Ranchería es una cuenca subexplorada, en la que existen algunos pozos exploratorios perforados a partir de 1947, basados en información de superficie. La adquisición sísmica comenzó apenas en 1979. Hasta el presente se han perforado 57 pozos, de los cuales cuatro han producido cantidades no comerciales de hidrocarburos.

En la Subcuenca Cesar, el pozo El Paso-3 presentó producción de petróleo en la Formación Molino. El pozo Cesar F-1X, perforado en 1980, produjo gas en cantidades no comerciales en la Formación Aguas Blancas. En la Subcuenca Ranchería, el Pozo Molino 1-X mostró cantidades no comerciales de gas, proveniente de Formación Hato Nuevo. El pozo Papayal-1 presentó petróleo y gas no comercial derivado de las formaciones Lagunitas y La Luna. Las pruebas DST de pozo permitieron recobrar muestras de crudos con gravedades API entre 27º y 42º.

Roca Generadora

Las formaciones Molino, La Luna y Aguas Blancas (Figura 2) poseen un excelente potencial generador de hidrocarburos debido a su alto contenido de kerógenos tipo II y III. Los rangos de TOC varían entre 1% y 4,5%; la reflectancia de la vitrinita fluctúa entre 1 y 2%.

Migración

De acuerdo con los modelos geoquímicos, la migración de hidrocarburos comenzó en el Oligoceno y ha continuado hasta la actualidad. Las rutas de migración son principalmente fallas de cabalgamiento que cortan la cobertera cretácica-cenozoica.

Roca Reservorio

Los principales reservorios son calizas fracturadas de la Formación La Luna y el Grupo Cogollo (Formaciones Aguas Blancas y Lagunitas), que han presentado producciones de gas a través de análisis DST (Drill-Stem Test).

Las formaciones del Paleógeno (Cuervos y Cerrejón) que contienen espesos mantos de carbón constituyen reservorios de metano (CBM).

Roca Sello

Las formaciones Molino, Cerrejón y Los Cuervos actúan como sellos regionales ubicados por encima de la Formación La Luna. Los sellos locales consisten principalmente en rocas pelíticas intercaladas en las formaciones Aguas Blancas, Lagunitas y La Luna.

Trampas

De acuerdo con las interpretaciones sísmicas, las principales trampas para hidrocarburos se encuentran en pliegues asociados a fallas de cabalgamiento (Figura 3). De igual manera, las discordancias entre las formaciones La Luna-Molino y Molino-Cerrejón, constituyen potenciales trampas estratigráficas para petróleo y gas.

Buscar en el sitio:

Mapas

Documentos

Imagenes

Figura 2 Figura 3